¿Es un tweet? ¿Es un trivago? Es iBoy

Dejando a un costado los innumerables remakes y reboots que sufre la industria cinematográfica en la era actual, podemos aventurarnos a decir que son pocas las actualizaciones de tropos que suceden en estos días. De ahí mi pobre versión en el título de esta entrada, del clásico “Es un pájaro, es un avión” que acompañó al hombre de acero en sus primeros años.

iBoy es la reedición del muchacho que obtiene poderes gracias a un accidente, en este caso, un accidente que involucra la tecnología. Es la adaptación del tropo de superhéroe a nuestros tiempos.

iBoy es la historia de Tom (Bill Milner) el cual habita en una especie de gueto de Londres. En primera instancia lo vemos como un chico normal que atiende a la escuela y tiene sentimientos por Lucy (Maisie Williams). Además de ser compañeros de escuela también son vecinos. Alcanzamos a ver un poco más de la magnitud del gueto y encontramos que un grupo criminal domina el territorio lo que lleva a Tom a estar en el momento ¿equivocado? y en el lugar menos indicado.

Luego de este incidente Tom despierta y a las pocas horas comienza a notar algo extraño en su cuerpo. Tiene poderes. El poder de controlar prácticamente cualquier aparato electrónico. Y así nuestro joven protagonista comienza su cruzada por la justicia.

La película está basada en el libro homónimo escrito por Kevin Brooks. El cual recibió más críticas positivas que negativas. Sin embargo este no es el caso con la película. Y se puede percibir claramente el problema. La idea podría funcionar con otro tono. Adam Randall, el director de la cinta, se decantó por llevar la historia a un lugar realista y algo depresivo. Tal vez con humor hubiera funcionado. La atmósfera puede recordar a otras producciones británicas de adolescentes como Skins y Misfits pero no logra encontrar la fortaleza de estas.

iBoy peca de ser algo tibia. Toca temas bastante controversiales pero no se atreve a dar el paso y sumergirse en el trato de dichos temas. Quedamos con ideas implantadas en la cabeza las cuales no son suficientes para salir satisfechos de la sala (de la casa, porque esta es una producción de Netflix).

¿Por qué deberías ver iBoy?
Tiene un par de actuaciones interesantes. Y aunque el tono de la película sea opaco y grisáceo, la película tiene buen ritmo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s